Las 23 mejores series de instituto que deberías ver

Las 23 mejores series de instituto que deberías ver

Publicidad

El instituto es un terreno enormemente fértil para la ficción. ¿Cuántas películas y series habéis visto ambientadas allí? El torbellino emocional y vital de los adolescentes da mucho juego para los guionistas, y si quieres retratarlo, tienes que incluir a la fuerza el instituto. Las series de high school son un género en sí mismas, tan amplio que permite lecturas diferentes de la misma experiencia.

En la web Vulture han dedicado estos días un especial a las series de instituto, analizando desde lo difícil que es continuarlas una vez sus protagonistas se van a la universidad, a cómo tratan todas el descubrimiento del sexo por parte de sus personajes, y hasta han hecho una competición para elegir la mejor serie de instituto de entre 30 candidatas. Así que en ¡Vaya Tele! hemos querido aportar nuestro grano de arena con 23 series de high school que merece la pena ver. Dejad atrás los prejuicios.

'Freaks and geeks'

Algunas series de instituto son, también, de las mejores series de siempre. El caso más claro es 'Freaks and geeks', producida por Judd Apatow y que sólo duró una temporada en NBC, en 1999. Creada por Paul Feig, nos llevaba a un instituto de una ciudad pequeña de Michigan a principios de los 80, y seguía a los hermanos Lindsay y Sam Weir, a los que la muerte de su abuela afecta de manera diferente. Los dos se mueven entre los empollones y los "colgados" del instituto, y sus peripecias son divertidas, entrañables y dolorosas al mismo tiempo. La serie lanzó a todo un grupo de actores como James Franco, Seth Rogen o Linda Cardellini.

'Buffy, la cazavampiros'

Buffy

Vampiros, demonios, monstruos variados y la Boca del Infierno como metáforas de todos los cambios que experimenta una joven en el instituto. Eso es 'Buffy, la cazavampiros', la serie que dio a conocer a Joss Whedon y a Sarah Michelle Gellar, y que se ganó toda una legión de seguidores con las aventuras de Buffy, la Cazadora nacida en esa generación y llamada a salvar el mundo. Sus personajes luchaban contra sus propios problemas cuando mataban vampiros en Sunnydale, y la fuerza de sus personajes todavía se nota en la televisión actual. Fueron siete temporadas entre 1997 y 2003, repartidas entre The WB y UPN, que no han perdido vigencia.

'Es mi vida'

El primer trabajo de Claire Danes, con apenas 14 años, fue 'Es mi vida', una serie que, en 1994, fue una completa novedad en el género de instituto al tratar, con el mayor realismo posible, las emociones y los problemas de los adolescentes. A través de Ángela, una chica normal y corriente que no quiere seguir haciendo las mismas cosas que cuando era niña, sus amigos y sus padres, se hace un retrato mucho más complejo de lo habitual de lo que significa estar en ese momento de tu vida en el que empiezas a formar de verdad la persona que serás en el futuro. De todos modos, para sus espectadores, la serie casi puede resumirse sólo en dos palabras: Jordan Catalano.

'Sensación de vivir'

Dylan, Brenda, Brandon, Kelly, Steve... Paras muchos espectadores jóvenes en los 90, éstos son casi los personajes de televisión definitivos. Los protagonistas de 'Sensación de vivir' (esa muy publicitaria traducción de '90210') se movían en una serie de instituto bastante más convencional, pero en su momento rompedora por algunos de los temas que tocaba, y que se convirtió en un fenómeno que tuvo un spin off mas adulto, 'Melrose Place', y bastante más alocado. Este año, precisamente, se cumplen 25 de su estreno y quince de su final, y vuelven las conversaciones entre los fans sobre si preferían la pareja Brenda y Dylan o a Donna y David.

'Al salir de clase'

Salirclase

Una de las grandes canteras de actores españoles fue 'Al salir de clase', el culebrón juvenil diario de Telecinco. Estrenada en 1997, seguía a varios adolescentes que iban al instituto 7 Robles, y quería utilizar algunas de las ideas y del tono de las series de instituto estadounidense. Sus protagonistas se enfrentaban a líos sentimentales, con sus padres, con los profesores, con las drogas... Un episodio diario durante cinco años daba para mucho, especialmente para renovar periódicamente el reparto y hacer que pasaran por allí Elsa Pataky, Pilar López de Ayala, Víctor Clavijo, Fran Perea, Hugo Silva, Leticia Dolera, Rodolfo Sancho y un largo etcétera.

'Los rompecorazones'

Si hablamos de series de instituto que buscaban tratar de forma realista el día a día de los adolescentes, habría que hablar de la australiana 'Los rompecorazones', todo un clásico de finales de los 90. Ambientada en un instituto de un barrio multicultural de Sydney, a los temas habituales de estas series había que añadir el racismo que sufrían algunos chicos o las peleas en las que se metían otros. Era muy habitual que sus personajes fueran hijos de inmigrantes o de orígenes aborígenes, presentando al principio ciertas tensiones sociales que la hacían destacar entre su género.

'The O.C.'

Theoc

'El príncipe de Bel-Air' no es la única serie que arranca con un chico problemático de un entorno pobre que se va a vivir con una familia adinerada. En este caso, es Ryan, un joven de Chino (una ciudad bastante complicada de California), que se muda a Orange County, el OC del título, a vivir con los Cohen, con la esperanza de que, así, enderezará su camino. Estrenada en 2003, 'The O.C.' fue un éxito inmediato en FOX, enganchando al público con su renovación de las soap operas de instituto gracias a su sentido del humor y al lado friki de Seth Cohen, enamorado de los cómics y la música indie. La serie, de hecho, contribuyó a hacer conocidos a bastantes grupos, empezando por Phantom Planet, responsables de su sintonía.

'Skins'

Skins

Una de las series de instituto más rompedoras de los últimos años llegó directamente desde el Reino Unido, y parecía seguir el camino que la película 'Kids' había marcado en los 90. 'Skins' ofreció, en tres generaciones de actores y siete temporadas, una descarnada mirada a la vida de unos adolescentes en Bristol. Esa vida está marcada por las drogas, la enfermedad mental, la falta de salidas, el despertar sexual, la dificultad para adaptarse a una etapa con más responsabilidades... 'Skins' fue un gran éxito en el Reino Unido, con un breve y polémico remake en MTV, y sirvió para dar a conocer también a un buen puñado de jóvenes y, entonces, desconocidos actores británicos, de Nicholas Hoult a Jack O'Connell o Kaya Scodelario. Era una serie diferente cuya primera temporada fue toda una bofetada en la ficción británica contemporánea.

'Friday Night Lights'

Un libro, una película y una serie de televisión. Ése es el camino que ha seguido la historia original del periodista H.G. Bissinger, que siguió a un equipo de fútbol americano de un instituto de Texas durante una temporada, y que dio la base para una de las mejores series de los últimos tiempos. 'Friday Night Lights' seguía a los integrantes de ese equipo y a su entrenador, pero era bastante más; era una serie sobre toda una comunidad, un pueblo en el que las únicas buenas noticias las dan los Dillon Panthers, tratados como si fueran verdaderas celebridades. La manera en la que los chicos van afrontando las dificultades que se les ponen en el camino y cómo la familia Taylor va adquiriendo cada vez más peso en sus vidas es algo que no se olvida fácilmente. Será un cliché, pero vamos a repetirlo: Clear eyes, full hearts, can't lose.

'Awkward'

Awkward

A veces, lo difícil es hacer algo que se vea fresco sin salirse prácticamente de las convenciones de las series teen. Eso es lo que logró en su estreno 'Awkward', una comedia de MTV que apostaba por el humor más ácido para darle la vuelta a situaciones que hemos visto ya muchas veces en televisión. De entrada, su protagonista, Jenna Hamilton, se encuentra en medio de un malentendido por el que todo el instituto cree que ha intentado suicidarse, cuando simplemente ha sufrido un tonto accidente en el cuarto de baño, y eso y su complicada relación con Matty son el punto de partida de la serie. En sus cinco temporadas, la vida de Jenna ha podido dar muchas vueltas, pero ese soplo de aire fresco inicial no se lo quitará nadie.

'Salvados por la campana'

Entre 'Salvados por la campana' y 'Las gemelas de Sweet Valley', los 90 fueron una buena década para las comedias de instituto. Porque eso es lo que era la primera, una sitcom situada en el instituto de Bayside, en lugar de en la casa de la familia protagonista, por ejemplo. Los capítulos giraban en torno a lo que Zack Morris, Kelly Kapowski o Screech hacían en el centro, en las clases o en los pasillos, justo antes de que sonara la campana, y casi siempre estaba relacionados con alguna broma o alguna estratagema de Zack para no tener que estudiar ni dar un palo al agua.

'Compañeros'

Para toda una generación de adolescentes españoles, Quimi y Valle fueron la pareja por cuyo destino más se preguntaron y que siguieron con mayor atención. 'Compañeros', que llegó a tener su propia película, 'No te fallaré', tenía su centro en la pandilla de amigos que se movía alrededor de Quimi y Valle, y también tenían importancia en las tramas los profesores y trabajadores del centro. A principios de los 2000, 'Compañeros' llegó a ser tan vista como 'Médico de familia', que era el gran fenómeno de la televisión española.

'Parker Lewis nunca pierde'

De todas las series de instituto de los 90 (y hubo muchas), puede que una de las que se recuerde ahora menos sea 'Parker Lewis nunca pierde', que sólo aguantó tres temporadas a principios de la década en FOX, y que nació al calor del éxito de 'Todo en un día'. Así que Parker Lewis, su protagonista, era un chaval muy seguro de sí mismo (la única manera de que pudiera llevar aquellas camisas) que se dedicaba a inventar todo tipo de ideas locas con sus amigos. En su momento, la serie destacó por su ágil montaje, toda una noedad para la televisión de la época.

'Veronica Mars'

Veronicamars

Antes de ser una película producida gracias a una campaña de crowdfunding, 'Veronica Mars' fue una mezcla afortunada entre las series de instituto y el género negro. Su protagonista era una adolescente que llevaba algo así como una doble vida como detective privada, doble vida a la que la había forzado un traumático evento de su pasado. Veronica echaba una mano a sus compañeros del insti, previo pago de un módico precio, a descubrir quién se dedicaba a arruinarles la reputación o había robado a su perro, y al mismo tiempo intentaba averiguar quién había asesinado a Lily Kane, su mejor amiga. Y lo hacía todo con gran sentido del humor y carisma.

'Popular'

La primera serie que Ryan Murphy creó, aquí con Gina Matthews, fue 'Popular', un título teen que estaba presidido por un humor, y un tono paródico, bastante destacables en 1999, y más en The WB. Muchas de las cosas que Murphy hizo después en 'Glee', por ejemplo, estaban ya en esta historia de dos chicas, una popular y la otra no, cuyos respectivos padre y madre se enamoran en un crucero y se casan, forzándolas a vivir en la misma casa. Lo que más se recuerda de 'Popular' son sus ganas de parodiar todas las convenciones del género y a Mary Cherry, una villana realmente inolvidable.

'Daria'

Daria

Del humor cafre de 'Beavis y Butthead' nació en 1998 toda una serie de culto como 'Daria', en la que un personaje de aquella serie se convertía en la gran protagonista de lo que es hoy un título de culto, y una muestra de que un spin off puede acabar superando a su serie madre. Daria era una adolescente sarcástica que no encajaba entre los chicos populares de su instituto, y la serie presentaba una sátira bastante certera de la adolescencia y de los temas más típicos de estos títulos. Quienes la vieron en su momento no se cansan de intentar que más gente la redescubra ahora.

'Dawson crece'

"I don't wanna wait for our lives to be over". ¿Quién no ha cantado más de una vez la sintonía de 'Dawson crece', aquella serie en la que los adolescentes hablaban como universitarios pretenciosos? Realmente, justo esa manera de presentar a Dawson, Joey, Pacey y Jen fue lo que hizo la que destacar de otras del mismo género. La cinefilia de Dawson impregnaba al resto de la serie, en la que sus personajes afrontaron algunos asuntos bastante más serios de lo habitual para un título así. Contribuyó a lanzar las carreras de Michelle Williams, Katie Holmes (que se vio interrumpida por su matrimonio con Tom Cruise) y James Van Der Beek, porque Joshua Jackson ya era una estrella infantil.

'Faking it'

Fakingit

Las nuevas hornadas de series de instituto han avanzado bastante en la representación de un aspecto muy concreto: el sexo. Ahora, ya no es objeto de un capítulo especial, sino que se trata como algo normal y sin demasiado misterio. Es el lío emocional que puede acarrear lo que resulta más interesante. Por ahí se mueve 'Faking it', una comedia que arranca cuando sus dos protagonistas, Karma y Amy son confundidas como pareja y deciden seguir con la farsa para ser populares. Amy, sin embargo, no está fingiendo, y a partir de ahí empieza el jaleo.

'Física o química'

Foq

Antena 3 hizo su propia apuesta por una serie de adolescentes que los tratara de una manera más realista con 'Física o química', que se estrenó en 2008 y descubrió a toda una nueva generación de jóvenes actores españoles. Como en otras series pasadas, los profesores del instituto tenían también su importancia en las tramas, pero lo que contaba aquí eran las vidas diarias de los alumnos, sus líos sentimentales, con el sexo, las drogas, los amigos, la familia... Su éxito la llevó a dar el salto a Sudamérica y a Europa, donde en Italia había su propia versión de la serie.

'One Tree Hill'

Cuando una serie dura nueve temporadas, no es raro que cambie bastante de la primera a la última. 'One Tree Hill' empezó siendo una serie adolescente, de instituto, en el que sus protagonistas, Lucas y Nathan, eran dos hermanastros que jugaban para el equipo de baloncesto del high school local. Las relaciones amorosas entre todos los personajes eran la base de buena parte de las tramas, que dejaron pronto atrás la rivalidad inicial entre Lucas y Nathan, y la serie consiguió superar el momento en el que todos sus protagonistas se graduaban, en la quinta temporada, dando un salto temporal de cuatro años. 'One Tree Hill' era un culebrón juvenil, y uno de los más exitosos de los últimos años.

'Glee'

Glee

Después de seis temporadas en emisión, y con todos los bandazos que dieron sus personajes, es fácil descartar 'Glee', pero no olvidemos que, cuando se estrenó, fue todo un soplo de aire fresco en las parrillas, y un fenómeno de audiencia instantáneo para FOX. Las peripecias del coro del instituto William McKinley de Lima (Ohio), en el que entraban todos los inadaptados que no encajaban en ningún otro sitio, conquistaron inicialmente a la audiencia con su ácido humor y sus números musicales, que mezclaban los musicales de Broadway con los éxitos pop del momento. Luego, la cosa se fue de las manos.

'Gossip Girl'

No todas las series de instituto se ambientaban en centros de ciudades pequeñas, o tenían como protagonistas a los tipos menos populares. Hay otras, como 'Gossip Girl', cuyos personajes pertenecían a familias adineradas del Upper East Side de Nueva York e iban a un exclusivo centro. Por supuesto, los líos amorosos y las traiciones eran todavía más escandalosas, y todas las contaba en su blog la "reina cotilla", como se la llamó en la traducción en castellano, alguien que lo sabía todo sobre todo el mundo y cuya identidad era un misterio. Hasta el final, pero los fans prefieren olvidarlo, en su mayor parte.

'Bunheads'

Después de 'Las chicas Gilmore', y tras un par de intentos fallidos de lanzar otra serie, Amy Sherman-Palladino creó 'Bunheads', una serie de adolescentes cuyo punto de partida era, en realidad, la llegada al pueblo de Paradise de Michelle, una ex bailarina que cree haber dejado atrás todos sus sueños. La serie fue girando lentamente sobre sus jóvenes bailarinas, Boo, Ginny, Sasha y Melanie, y la manera en la que iban afrontando cómo evolucionaba su relación con cada cambio en sus vidas. Por supuesto, la relación entre ellas y Michelle era una parte muy importante de una serie que fue cancelada tras sólo 18 episodios.

En ¡Vaya Tele! | Los protagonistas de 'Salvados por la campana' vuelven al instituto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio