Todas las polémicas que 'Green Book' está superando para seguir siendo una de las favoritas al Óscar

Todas las polémicas que 'Green Book' está superando para seguir siendo una de las favoritas al Óscar

Publicidad

'Green Book' es una de las grandes aspirantes a hacerse con el Óscar a mejor película. Triunfó en el pasado Festival de Toronto, poco menos que una garantía a ser nominada, y hace apenas unos días se llevó para casa el Globo de Oro a la mejor comedia del año, por lo que en condiciones normales debería ser la gran alternativa a 'Roma'. No obstante, la cinta dirigida por Peter Farrelly no deja de enfrentarse a diversas polémicas que podrían dañar sus opciones.

Las primeras polémicas

Hay que remontarse a noviembre para encontrar la primera piedra que surgió en el camino de 'Green Book'. En ese caso se puede hablar de un incidente circunstancial, ya que Viggo Mortensen comentó tras una proyección de la película que "nadie dice ya la palabra negrata" durante una ronda de preguntas y respuestas. Lo hizo dentro de un contexto y sin ningún interés en usar la palabra de forma ofensiva, pero pronto le llovieron las críticas por lo sucedido, así que no dudó en disculparse.

Viggo

El actor destacó "no tengo derecho a ni siquiera imaginar el daño que puede causar escuchar esa palabra en cualquir contexto, especialmente dicha por un hombre blanco". La "crisis" se aclaró con diligencia, pero apenas un mes después llegó otra por las quejas de la familia Shirley, a la cual pertenecía Don, el personaje interpretado en la película por Mahershala Ali.

Maurice Shirley, hermano de Don, llegó a calificar a 'Green Book' como "una sinfonía de mentiras', destacando aspectos como que nunca consideró a Tony Lip, el personaje de Mortensen, un amigo cercano, que nunca se había sentido avergonzado por ser negro o alejado de la gente de su propia raza, incluyendo su familia, algo que sugiere la película. Incluso que el propio Don Shirley, que falleció en 2013, llegó a oponerse a la idea de llevar al cine su amistad con Lip.

Ali optó por ponerse en contado directamente con ellos a través de una llamada telefónica para disculparse por si 'Green Book' les había ofendido de alguna manera. Edwin Shirley III, sobrino del famoso pianista, destacó esta declaración del actor: "Lo hice lo mejor que pude con el material que tenía. No era consciente de que hubiera familiares cercanos con los que podría haber consultado para añadir más matices al personaje".

Dos por el precio de una

Globos

No habla muy bien del equipo de la película el no haberse molestado en averiguar eso, pero todo volvió a la normalidad hasta que 'Green Book' se llevó varios premios durante los últimos Globos de Oro. Uno de los galardones que recibió fue el de mejor guion, compartido por Peter Farrelly, Brian Hayes Currie y Nick Vallelonga, siendo dos de ellos los que protagonizaron las últimas polémicas a las que ha tenido que hacer frente la película por antiguas declaraciones de ambos.

Lo primero en volver a primera línea fue una entrevista concedida por Farrelly a Newsweek en 1998 durante la campaña promocional de 'Algo en pasa Mary', cinta que dirigió junto a su hermano Bobby, que durante un tiempo enseñaba su pene a modo de broma, llegando a hacerlo con Cameron Diaz la primera vez que se vieron. Un comportamiento hoy en día inaceptable pero que no generó ningún debate en su momento.

Incluso desveló que llegó a hacerlo fácilmente en 500 ocasiones, aunque que ya se encontraba en una fase de "retiro temprano" de la broma. Farrelly tardó bien poco en disculparse, aclarando que "fui un idiota", ya que "creía que estaba siendo gracioso pero la verdad es que me siento avergonzado por ello ahora. Lo siento profundamente". Casi sin tiempo para digerirlo llegaron nuevas problemas por un antiguo tuit de Vallelonga:

Vallelonga

Vallelonga borró poco después su cuenta de twitter y se disculpó por sus declaraciones, en especial con Ali, ya que él es musulmán. No nos olvidemos tampoco de que Vallelonga es hijo de Tony Lip, por que ese mensaje racista fue especialmente mal recibido. De hecho, incluso Participant Media, productora de la película, lanzó un comunicado condenando sus declaraciones.

¿Mala suerte o campaña en su contra?

Estas dos últimas controversias han encendido las alarmas sobre una posible campaña de desprestigio hacia la película con motivo de los Óscar. Es algo que ha sucedido en otras ocasiones, ya que dañando la imagen de la competencia aumentas las opciones de tus propuestas. Eso sí, todo se hace siempre de forma anónima para que no pueda verse un interés detrás de ello, así que me temo que solamente queda hacer conjeturas al respecto y esperar a una posible quinta polémica...

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio