Cadena SER ha encontrado el límite del humor en 'La vida moderna': pide perdón por los chistes del programa

Cadena SER ha encontrado el límite del humor en 'La vida moderna': pide perdón por los chistes del programa

Publicidad

El girito de la polémica sobre los límites del humor en programas como 'La vida moderna' ha llegado. O, por lo menos, parece que su emisora ha encontrado tal linde en su programación. El pasado lunes os hablábamos de cómo tanto la Diputación como el Ayuntamiento de Huelva se habían puesto en pie de guerra ante un chascarrillo sobre la provincia andaluza.

Esto se unió también a la protesta de asociaciones de personas con trastorno del espectro autista que también se sintieron ofendidos por el "desafortunado" chiste respecto a la práctica de deporte de gente con diversidad funcional. Ambas ofensas realizadas comentando una noticia sobre Carolina Marín:

Ante el revuelo provocado por este combo realizado en el programa del jueves 5 de abril (emitido en radio en la madrugada del viernes) por Quequé, Ignatius Farray y David Broncano, la Cadena SER se ha visto obligada a realizar un comunicado pidiendo disculpas a las personas y colectivos ofendidos:

La Cadena SER pide disculpas a las personas y colectivos que se hayan sentido ofendidos por los comentarios vertidos en el programa humorístico La Vida Moderna, emitido la madrugada del pasado viernes 6 de abril.

Pese a existir un debate permanente sobre los límites del humor, que podrían contextualizar este espisodio, el mero hecho de que una sola persona se sienta ofendida por comentarios realizados en este programa obliga a la Cadena SER a pedir disculpas por ello.

La Cadena SER ejerce un activismo permanente en defensa de la inclusión social y la igualdad de todos los ciudadanos. Compromiso en el que se reitera.

Los propios componentes del programa, a su vez, han hecho lo que llaman "tender puentes". Es decir, su manera de comentar y justificar como COMMEDIA estos chistes. Reconocen también, con su modo de humor, que han podido faltar. Sin embargo lo hicieron en un tono que puede parecer bastante a la defensiva, como ha reconocido Quequé en twitter:

Esto se une a una reciente polémica con un chiste sobre los andaluces de uno de los guionistas de 'Allí abajo'. Chanza que fue muy mal recibida e incluso la productora de la serie (que de hecho basa su humor precisamente en explotar los tópicos y diferencias entre vascos y andaluces) salió a pedir disculpas.

Yo no soy partidario de poner límites al humor. Está claro que el humor depende de demasiados factores para que funcione y que algunos "géneros" son más peliagudos que otros. De hecho hay una gran diferencia entre hacer chiste sobre tópicos basados en un lugar que sobre alguna afección, problema físico, enfermedad o discapacidad.

Son sensibilidades bien distintas las que hay en juego. Hacer un chiste sobre Huelva es un humor que, en realidad, es blanco y tonto porque nadie es mejor o peor por donde nace (bueno, elitismos aparte); hacerlo sobre el autismo sí que puede llegar a herir a aquellos que conviven con este trastorno y perpetuar estereotipos realmente dañinos.

Yo, que he trabajado mucho con personas con parálisis cerebral y otros trastornos y nunca he sentido que haya una intención de ofender cuando desde 'La vida moderna' hacen algún chiste sobre "superhéroes", pero sí que entiendo que haya gente que pueda tomárselo a mal. Por su parte, Raquel Sastre, cómica madre de una niña con TEA puso un poco de sensatez al tema:

Tras cuatro años en antena, la Cadena SER parece haber encontrado en 'La vida moderna' el lugar donde se encuentran (y traspasan) los límites del humor: humor absurdo, algo gañán a ratos y consciente de que son tres tíos diciendo tonterías algunas más graciosas que otras pero siempre sin maldad (pero con mala leche lo cual puede ser paradójico).

Dónde se haga la gracia es lo importante. No es lo mismo que digan que el padel es el tenis de los discapacitados en este programa que en 'Al rojo vivo'. O incluso se dé este humor en las aulas de un instituto.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio