Estrenos de cine: políticos desenfrenados, romances internacionales y hombres en pijama

Publicidad

Acaba un año, comienza otro, pero los estrenos de cartelera no se detienen bajo ningún concepto; así que voy a apartar los turrones y el mazapán de mi vista para concentrarme en traeros la primera tanda de novedades que llegan a nuestras salas de cine en este 2019, y que vienen capitaneadas por el primer gran estreno del año de la mano de Paolo Sorrentino.

Junto a lo último del cineasta italiano, un par de comedias románticas con dos repartos alucinantesa, una nueva adaptación animada de una obra de Paco Roca dirigida por Carlos Fernández de Vigo y lo último del argentino Pablo Trapero tras la fantástica 'El Clan' completan la oferta.

'Silvio (y los otros)' ('Loro: International Cut', 2018)

A favor: De entre todas sus incontables virtudes, lo mejor que tiene 'Silvio (y los otros)' es a un Paolo Sorrentino completamente desatado en la dirección; ya no sólo en lo que respecta al trabajo de cámara y puesta en escena, sino también en un discurso salvaje y demoledor contra la podredumbre política en Italia. Es la primera gran película de 2019.

En contra: Que al tener que ver el corte internacional de la película —la original se compone de dos partes tituladas 'Loro 1' y 'Loro 2'— nos hayamos perdido prácticamente una hora de metraje.

'Como la vida misma' ('Life Itself', 2018)

A favor: Su repartazo, con nombres de la talla de Olivia Wilde, Oscar Isaac, Antonio Banderas, Annette Bening o Samuel L. Jackson. Su tratamiento de personajes y el sello marca de la casa de Dan Fogelman, que dirige la película respetando sus señas de identidad como autor.

En contra: Su estructura de historias cruzadas, lejos de aportar un plus a la narración, se alza como un artificio que, además de dar la sensación de estar hecho con plantilla, convierte el relato en una experiencia de lo más rutinaria y descafeinada.

'Memorias de un hombre en pijama' (2018)

A favor: Poder disfrutar de una nueva adaptación de una obra de 'Paco Roca' en la gran pantalla es siempre un placer. El mimo volcado sobre la producción, desde la elección de su casting al estilo de la animación, pasando por una banda sonora deliciosa firmada por Love of Lesbian. Su capacidad para hacerte sonreír y, a la vez, tocarte la patata hablándote de tú a tú y siendo completamente honesta con el respetable.

En contra: Mucho ojo, que como estéis pasando por esas crisis que se suelen dar entre los treinta y tantos y los cuarenta y tantos os puede dejar completamente descompuestos.

'Juliet, Desnuda' ('Juliet, Naked', 2018)

A favor: ¿Una comedia romántica protagonizada por Ethan Hawke y Rose Byrne? Yo no puedo pedir más. Si encima está dirigida por Jesse Peretz —'Girls','New Girl'— y tiene una banda sonora tan apetecible como la de 'Juliet, Desnuda', el buen rato sin demasiadas exigencias está asegurado.

En contra: Después de todo, no deja de ser una comedia romántica —por muy estimable que sea— que no satisfará a todos aquellos que busquen una complejidad innecesaria en este caso.

'La gracia de Lucía' ('Troppa Grazia', 2018)

A favor: Alba Rohrwacher ya nos deslumbró en 'Lazzaro feliz', y podemos volver a disfrutar de su talento nuevamente en esta 'La gracia de Lucía'. Su factura técnica y el jugueteo de su comedia con la religión prometen una experiencia de lo más recomendable.

En contra: Habrá que ver si cumple su cometido a la hora de estimular el sentido del humor del respetable o si todo queda en un loable intento.

'La quietud' (2018)

A favor: Su buena acogida en los festivales de Venecia y Valladolid la preceden. Su complejo tono, su peculiar atmósfera y las interpretaciones de Bérénice Bejo y Martina Gusman. Por supuesto, tener tras las cámaras a Pablo Trapero —responsable de la espléndida 'El clan'—.

En contra: Lo ambicioso y original de su propuesta le puede jugar a la contra. Tener como punto de referencia 'El clan' a la hora de juzgarla.

'El collar rojo' ('Le Collier Rouge', 2018)

A favor: Tener de vuelta a un veterano de la dirección como Jean Becker —autor de celebradas cintas como 'La fortuna de vivir' o 'Los jardines de la memoria'—. Su cuidada ambientación en la I Guerra Mundial y, sobre todo, un componente dramático que parece funcionar a las mil maravillas.

En contra: Su lectura sobre los efectos y consecuencias de la guerra podría antojarse un tanto desdibujada y falta de contundencia.

Las recomendaciones del equipo de Espinof

Víctor López G.: 'Silvio (y los otros)'. Paolo Sorrentino se desata por completo para dejarnos una de las primeras grandes cintas de 2019. Un auténtico desenfreno formal y narrativo al servicio de retratar ya no sólo a un personaje tan infame como Silvio Berlusconi, sino la realidad sociopolítica de un país a través de un viaje impagable de dos horas y media a medio camino entre el videoclip más pasado de vueltas, la sátira más inteligente y una suerte de versión made in Italy de 'El lobo de Wall Street'. Soberbia.

Kiko Vega: 'El padre del año'. Otra demostración de las ganas que tiene Happy Madison de hacernos más felices. Un nuevo puñado de perdedores estrafalarios que nunca harán huelga de la chorrada por la chorrada ni tampoco flaquearán a la hora de hacer un gag centrado en furtivos encuentros sexuales entre veinteañeros y gente de la tercera edad.

Mikel Zorrilla: 'Aquaman'. La mejor película del universo DC hasta ahora. No le faltan ciertas excentricidades y situaciones ridículas, pero abraza su naturaleza absurda desde el principio, nos regala escenas de innegable fuerza visual y su apuesta por un mayor elemento cómico funciona de maravilla. Es verdad, que el personaje se parece más a Jason Momoa que al superhéroe original, pero ahí han acertado sacando provecho de las virtudes del actor en lugar de querer que haga algo que dudo que se le diera tan bien.

Juan Luis Caviaro: 'Spider-Man: un nuevo universo'. Porque es, sencillamente, increíble. La mejor adaptación de los cómics del trepamuros, la mejor película de superhéroes de 2018 y una de las mejores películas del año. Divertidísima, preciosa, emocionante y espectacular, es todo lo que se le puede pedir al cine de evasión. Odio cuando se califica de clásico a una película recién estrenada, porque eso lo determina el tiempo, pero aquí es que no hay ninguna duda. Ha marcado un antes y un después.

John Tones: 'Lo que esconde Silver Lake'. Porque esconde la solución a un misterio de hechuras clásicas y gramática de cine negro clásico, claro, pero también una pasmosa reflexión sobre las raíces de la cultura pop y sus peligros. Enciclopédica y agotadora, el problema que le encuentran sus detractores -su aparente frialdad y su ametralladora de referencias- es sin duda su mayor virtud: la cita se convierte aquí en la unidad mínima de significado y destapa una película divertida, autoconsciente y emocionante, pero también reflexiva, modernísima y mil veces revisable.

Os recordamos que también podéis ver nuestras recomendaciones de la semana pasada y de la anterior, por si alguna de nuestras seleccionadas no llega a los cines de vuestra localidad o queréis alguna otra alternativa.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio