Rotten Tomatoes no influye en taquilla y las opiniones de crítica y público coinciden más de lo que pensamos

Rotten Tomatoes no influye en taquilla y las opiniones de crítica y público coinciden más de lo que pensamos

Publicidad

A alguien hay que culpar y parece que en Hollywood no están muy acostumbrados a ejercitar la autocrítica. Tras el decepcionante balance del cine estadounidense durante la temporada veraniega, con la peor taquilla de los últimos 11 años, han surgido voces dentro de la industria que apuntan como responsable a la web Rotten Tomatoes, donde puedes comprobar la valoración general que está recibiendo una película o una serie.

Culpar a los "tomates podridos" no es nada nuevo, cineastas como Brett Ratner han cargado contra la web por considerar que influyen demasiado en el público y pueden perjudicar a películas con una baja puntuación. Es decir, los espectadores no piensan por sí mismos, miran la valoración y deciden si van al cine o no. Suena absurdo, ¿verdad? Efectivamente, un estudio acaba de demostrar que no, Rotten Tomatoes no es culpable de la mala taquilla.

"Las puntuaciones de Rotten Tomatoes nunca han jugado un gran papel en impulsar el desempeño en taquilla, ni positiva ni negativamente", concluye este estudio llevado a cabo por el Centro de Tecnología del Entretenimiento de la Universidad del Sur de California (EE.UU.). El proyecto, dirigido por Yves Berquist, se propuso analizar datos desde el año 2000 al 2017 para comprobar si Rotten Tomatoes tenía algún impacto en los ingresos de las películas.

La crítica y el público tienen opiniones más similares de lo que pensábamos

Público con gafas 3D

No obstante, lo más interesante de este estudio es una conclusión relacionada con la famosa división entre las opiniones de la crítica y el público. Rotten Tomatoes también suma las notas que van dejando sus usuarios, espectadores no relacionados con medios o la profesión de crítico, y según los datos recopilados por estos investigadores, resulta que en realidad las valoraciones son muy similares. O al menos, las diferencias se han ido eliminando en los últimos 17 años.

"Prácticamente no hay diferencia entre las puntuaciones de los críticos y las del público, y cuanto más éxito tiene en taquilla una película, más pequeña es la diferencia. Lo cual significa que los espectadores se están convirtiendo en expertos a la hora de detectar una película "mala" y huir de ella."

¿Qué te parecen estas afirmaciones? ¿Encajan con lo que pensabas o te han sorprendido? No dudes en dejar tu opinión en los comentarios.

Imagen de cabecera | NYTimes

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio