Stan Lee más allá del cameo: ‘La ambulancia’ es la única película de Marvel que te cuenta cómo se hacen los cómics

Stan Lee más allá del cameo: ‘La ambulancia’ es la única película de Marvel que te cuenta cómo se hacen los cómics

Publicidad

Nota de Espinof

Es posible que hablar de ambulancias y de Stan Lee en el mismo texto pueda parecer cruel ahora mismo, pero si algo caracterizaba al excelsior que logró situar al mundo del cómic en lo más alto, era un sentido del humor a prueba de balas. También es posible que Larry Cohen, el otro protagonista de esta historia, tenga el mismo gusto por el cachondeo. Stan Lee y Larry Cohen unieron fuerzas en 1990 en una película más marvelita que muchas adaptaciones de cómics.

El mundo de Marvel

'La Ambulancia' es una película muy extraña. Incluso para ser la clásica desfachatez de serie b de uno de los reyes del género, Larry Cohen. El director de obras maestras como 'Demon', 'Estoy Vivo' o 'The Stuff. In-Natural', venía de encadenar un puñado de fracasos, y en el demasiado lejano 1990, afrontaba lo que sería su penúltimo trabajo cinematográfico. Algo demasiado grave si tenemos en cuenta que Cohen sigue vivo y que hace un año disfrutábamos del estupendo 'King Cohen' en Sitges, un divertido documental en el que se repasa su trayectoria.

La película cuenta la aventura de la vida de Josh Baker, un tipo que podríamos catalogar de personaje marvel. ¿Por qué? Pues porque es un empleado de la casa de las ideas que responde ante su jefe, el mismísimo Stan the man Lee, dejándose ver en algo más que un cameo demostrando lo que decíamos al comienzo del artículo: que tenía un sentido del humor alucinante y un desparpajo que podía convertir al hombre que hizo grande a Marvel en un secundario robaescenas de primera.

Eric Roberts está espectacular y muy divertido como héroe Cohen/Marvel, un pobre diablo que se meterá en el lío más grave de la historia por ser un brasas con las mujeres. De buen rollo, pero un brasas incómodo. Y Cohen, guionista de la película, lo sabe. Por eso le espera un infierno que no parece terminar nunca y que coronará con una humillación que no jamás podrá olvidar.

Como decíamos, su personaje es un dibujante que trabaja en las oficinas centrales de Marvel en Nueva York y que buscará a una joven de la que está perdidamente enamorado haciendo lo único que sabe hacer: dibujar.

Uno de los dibujos de Colan

El contrato del dibujante

He aquí otro de los detalles más interesantes y desconocidos de la película: las manos que dibujan no son las de Roberts. Ninguna sorpresa hasta que uno descubre que las manos (y los dibujos) pertenecen a Gene Colan. Cohen quería una escena con Roberts dibujando, pero por desgracia eso no formaba parte de las habilidades del protagonista de 'Campeón de campeones'. Gracias a la participación de Lee en la película pudieron contar con Colan, que fue filmado en plena faena para ofrecer su estilo único de dibujante.

Gene Colan comenzó a trabajar para lo que sería Marvel, contratado por Stan Lee, en 1946. Aunque se mudó a DC, regresaría al amparo de Lee durante los sesenta. Debido a que en ese momento no estaba bien visto aquello de trabajar temporalmente para el enemigo, su trabajo en Marvel se acreditó inicialmente a Adam Austin, unseudónimo con el que firma en sus primeros números de Iron Man o Namor.

El Capitán América de Gene Colan

Colan realizó un trabajo fundamental en muchos personajes clave de Marvel, incluyendo los citados hombre de hierro y sub-mariner, además de Daredevil, Capitán América (fue co-creador de Falcon), o Doctor Strange, aunque su trabajo más conocido se debe a dos títulos bastante alejados del mundo habitual de superhéroe de la casa. 'La tumba de Drácula', (también co-creando al cazador de vampiros Blade junto a Marv Wolfman) y 'Howard el pato', sátira que dibujó entre 1976 y 1979 junto al escritor Steve Gerber.

Pulp Fiction

'La ambulancia' continúa siendo una gran desconocida en la actualidad a pesar de ser uno de los thrillers más simpáticos de su director. El reparto se permite el lujo de contar con James Earl Jones y de ser una de esas midnight movies que alguien debería haber reivindicado mucho antes, llena de situaciones rocambolescas y un desenlace absolutamente delirante.

Al fondo, Nueva York

El otro gran personaje de la película, además del misterioso villano/doctor de turno, Marvel y el mundo de las viñetas y la hermosa ambulancia que da título a la película, es la ciudad de Nueva York. El hogar de Stan Lee desde 1922, y de muchos de sus personajes más emblemáticos, luce sus mejores galas con nocturnidad y alevosía apoyándose en conspiraciones y mitos de esos que nos gusta escuchar en podcasts de misterio.

La ciudad de tu amigo y vecino Spider-Man, pero también de 'Los amos de la noche' o 'Vigilante'. Cómo salir indemne de una mala noche en la gran ciudad.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio