'La maravillosa Sra. Maisel' roza la perfección en una temporada 2 que demuestra que es la mejor comedia de la televisión actual

'La maravillosa Sra. Maisel' roza la perfección en una temporada 2 que demuestra que es la mejor comedia de la televisión actual

Publicidad

Nota de Espinof

Ganadora del Globo de Oro y del Emmy a mejor comedia. Siete Emmys en total que culminan todo un año de alabanzas a 'La maravillosa Sra. Maisel' la fantástica comedia creada por Amy Sherman-Palladino cuya segunda temporada llega hoy a Amazon Prime Video.

La nueva temporada comienza con una magnífica presentación (la selección musical es para estudiar aparte), en la que nos encontramos a Midge (Rachel Brosnahan) como telefonista "arreglalotodo" de los grandes almacenes para los que trabaja mientras intenta irrumpir en la comedia neoyorquina.

Entonces, descubre que su padre (Tony Shalhoub) no se ha enterado de que su madre (Marin Hinkle) se ha "fugado" a París para escapar de un matrimonio que la asfixia. Este punto de partida hará que nos encontremos con unos dos primeros episodios en los que Rose y Abe viven una segunda luna de miel (en este sentido, el segundo episodio es redondo).

Mientras tanto, Susie (Alex Borstein) sigue intentando lanzar la carrera de una Sra. Maisel que quiere seguir manteniendo su vertiente cómica en secreto. Por otro lado Joel (Michael Zegen) decide tomar las riendas de un negocio familiar que se sostiene solo Dios sabe cómo.

Hay una escena del primer episodio, en la que Midge está en un club nocturno parisino improvisando un monólogo resumiendo su vida mientras una voluntaria lo traduce con gracia y desparpajo, que ejemplifica el nivel de grandeza general que tiene 'La maravillosa Sra. Maisel'. Escena que, por cierto, tiene tal caos que es precisamente cuasi ininteligible.

Midge Maisel y las cosas de familia

Maisel Amazon

En cierto sentido podemos decir que esta temporada 2 de la serie de Palladino es bastante más familiar, con una profunda exploración de la familia Weissman y las aspiraciones y preocupaciones de cada uno. Al miniarco en París le sigue otro arco en el que los protagonistas pasan tres episodios en el resort vacacional al que acuden todos los años.

Algo que nos permite conocer, todavía más, esas pequeñas y grandes tensiones entre los miembros tanto de la familia Weissman como de los Maisel. Todo en el grandioso estilo vibrante y non-stop característico de Amy Sherman Palladino que nos regala escenas absolutamente perfectas.

Si en la primera temporada veíamos a una Midge que navegaba entre el dolor por la ruptura con su esposo y sus ganas de emanciparse y empoderarse como mujer, en esta vemos a nuestra protagonista intentando ser más consciente de cómo afecta su nuevo rumbo de vida a su entorno.

Esta lucha por Midge por conciliar su carrera cómica con sus compromisos familiares, personales e incluso profesionales se verá acentuada por una serie de circunstancias que no desvelaré para no "spoilear" pero que generan momentos que asombran por la naturalidad con la que suceden.

'La maravillosa Sra. Maisel' ha vuelto a la carga con su mensaje feminista y su estilo completamente optimista y, por no decirlo, mágico. Esta segunda temporada me ha hecho disfrutar con un planteamiento más ambicioso, divertido y perfectamente ejecutado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio