'Heartstone, corazones de piedra', un delicado retrato del amor en la adolescencia que no llega a conquistar

'Heartstone, corazones de piedra', un delicado retrato del amor en la adolescencia que no llega a conquistar

Publicidad

He de reconocer que no estoy muy familiarizado con el cine islandés. Tampoco es que lleguen a nuestras pantallas muchos títulos realizados en ese país –más allá de ‘Corazón gigante’ (‘Fúsi’), ‘Rams –el valle de los carneros-' (‘Hrútar’) no recuerdo ningún título que haya sido especialmente comentado de esa filmografía, ni siquiera las cintas dirigidas allí por Baltasar Kormákur-, pero imagino que eso irá cambiando poco a poco.

A esa mayor difusión del cine islandés seguro que ayuda la llegada de cintas como ‘Heartstone, corazones de piedra’ (‘Hjartasteinn’), cinta que ha cosechado varios premios en Festivales como los de Angers o Chicago. Vendida como un retrato de la adolescencia en general y del descubrimiento de la homosexualidad en particular; no es especialmente memorable, pero sí que demuestra la suficiente delicadeza como para justificar su visionado.

Cuidada y con las ideas claras

Fotografia Heartstone

‘Heartstone, corazones de piedra’ es el primer largometraje escrito y dirigido por Guðmundur Arnar Guðmundsson, quien demuestra una cuidadoso control de la belleza natural de su país de origen, sabiendo cómo potenciarlo visualmente a través de la exquisita fotografía de Sturla Brandth Grøvlen, pero no para recrearse en ella, sino para asociarla hasta cierto punto al estado emocional de sus protagonistas, por lo que también hay espacio para ciertas inclemencias meteorológicas.

Ese buen gusto visual se traslada también al tratamiento de la historia, en la cual se nos presenta de dos chavales que están en los primeros estadios de la adolescencia, algo especialmente frustrante para uno de ellos porque no ha llegado aún cierto cambio físico que estaba deseando. No obstante, lo que realmente interesa a Guðmundsson es el descubrimiento de la sexualidad y cómo les afecta personalmente y a la amistad que les une.

Algo no termina de encajar en ‘Heartstone, corazones de piedra’

Protagonistas Heartstone Corazones De Piedra

En principio todo parece encaminado a que cada uno de ellos se líe con una chica, una evolución previsible que se ve alterada cuando uno de ellos descubre que tiene sentimientos por el otro, con la dificultad añadida de que este último empieza a sentir algo por una de las chicas. Una especie de triángulo amoroso que podría haberse abordado de múltiples formas, pero aquí se vuelve a apostar por una curiosa calma que caracteriza a ‘Heartstone, corazones de piedra’ en todo momento.

Eso se traduce en dos cosas. La primera es que la película cuenta con un ritmo muy sosegado -con abundancia de silencios que requieren que el espectador esté muy atento-, prestando especial atención a los personajes y los diferentes detalles, por pequeños que puedan parecer. Eso da pie a momento concretos con una fuerza innegable, pero también a dar pie a la sensación de estar estirando algo la historia en lugar de ir al meollo.

Escena Heartstone

Ahí surge la otra consecuencia de la apuesta de su director, y es que ‘Heartstone, corazones de piedra’ es muy consistente en su tono, pero algo irregular en cómo eso se traduce en buenos resultados. Personalmente hubo momentos en los que llegué a desconectar parcialmente de lo que sucedía, y eso que era consciente de que no se estaba haciendo nada mal, pues ni siquiera me dio la sensación de estar estirando ninguna situación de forma especial.

Es una pena que algo así suceda, pero hay ocasiones en las que no basta con hacer las cosas de la forma adecuada, hace falta esa dosis extra de inspiración para llegar a cautivar por completo al espectador. Aquí hay ingredientes para ello –los jóvenes actores están muy convincentes en sus personajes y, como decía, es una propuesta equilibrada en la apuesta realizada por su director-, pero falta eso, probablemente por dar más peso a la experiencia vital del protagonista con un conflicto menos estimulante.

En definitiva, ‘Heartstone, corazones de piedra’ es una buena película que aborda con delicadeza y buen gusto la historia que propone, todo ello cuidando el componente visual y acertando en el reparto elegido. Pero nunca termina de llegar esa brillantez para llegar a destacar y eso provoca que en algunas fases de su extenso metraje uno llegue a ponerse a pensar en cosas ajenas a la película.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio