Cómo Ryan Reynolds ha convertido a Deadpool en una estrella del cine

Cómo Ryan Reynolds ha convertido a Deadpool en una estrella del cine

Publicidad

Deadpool. Qué antihéroe más peculiar. Bueno, antihéroe por no decir directamente mercenario que solo hace lo que le venga en gana si la pasta es lo suficientemente buena: violento, excesivo, cachondo total... y nada menos que con dos películas a sus espaldas.

Un personaje que cuando Ryan Reynolds lo llevó al cine hace un par de años fue la sorpresa mayúscula: ¿cómo era posible que una adaptación de un personaje relativamente poco conocido fuese uno de los grandes bombazos de la última década?

El Danny DeVito de los superhéroes

Rob Liefeld Draws Deadpool

Creado en las páginas de los números finales de 'Los nuevos mutantes', Masacre (como se traduce el nombre del personaje en la edición española de los cómics), encajaba en la línea de héroes extremos y violentos que "se necesitaban" en los años 90. Rob Liefeld quería poblar de este tipo de persoanjes sus héroes sus cómics... y vaya si lo hizo.

Sobre su creación hay varias historias. Lo típico de que, según a quién preguntes, o incluso al mismo creador, te cuentan una cosa u otra. Personalmente me quedo con la que cuenta que fue un pique entre Rob y Todd McFarlane, en el que el primero quiso demostrar lo fácil que era hacer un héroe enmascarado y creó a una especie de Spiderman con pistolas y espadas.

Danny Devito Twins

En otras ocasiones Liefeld ha contado cómo su idea detrás de Cable y Masacre, era ligarlos a Lobezno. De hecho quería que Wade y Logan hiciesen de vez en cuando un tándem inspirado en 'Los gemelos golpean dos veces', de tal forma que Schwarzenegger sería Lobezno y DeVito el mercenario bocazas. Idea que, en cualquier caso, con la repentina marcha de Liefeld y el resto de megaestrellas de Marvel para fundar Image, no llegó a desarrollarse del todo.

Durante los primeros quince años de existencia de Deadpool el personaje no tuve una gran popularidad. Protagonizó varias series, algunas muy recomendables (como el 'Deadpool' de Joe Kelly o el 'Deadpool & Cable' de Nicieza) pero sin apenas lectores. Lo cual hizo una cosa curiosa y es el de que con el hacha de la cancelación sobre el cuello, los guionistas se atrevían a hacer de todo con el mercenario.

Ryan Reynolds había nacido para ser Deadpool

Cable deadpool

Fue precisamente en la época en la que se publicaba el 'Cable & Deadpool' de Nicieza cuando surgió el interés por parte de Ryan Reynolds en torno al personaje. Las primeras informaciones que apuntaban a ello fueron durante las ruedas de prensa promocionales de 'Blade: Trinity', con David S. Goyer comentando que le gustaría hacer algo divertido con el actor y Deadpool sería ideal.

Por su parte Reynolds afirmó en una entrevista que se encandiló de Deadpool leyendo un gag en el que Wade se desenmascara diciendo que parece una mezcla entre "Ryan Renolds y un sharpei" y pensó que sería estupendo rodar este personaje. Sin embargo al poco de empezar, FOX se hizo con los derechos de Masacre.

Deadpool Lobezno

Así que habría que esperar hasta 'X-Men Orígenes: Lobezno', primera aparición cinematográfica de Deadpool, que fue un desastre. Los planes de Reynolds con el personaje se tambaleaban y las posibilidades de que algún día viéramos una película protagonizada por él pasaban a ser nimias.

Por otro lado, en esa época y a nivel editorial empezaron a moverse mucho las cosas: Marvel sabía que Masacre tenía potencial y aunque las ventas no eran boyantes siempre había tenido una buena base de seguidores. Faltaba dar con la tecla necesaria para que se convirtiese en un fenómeno de ventas y encargaron a Daniel Way y Paco Medina una nueva serie en 2008.

Deadpool Cuerpos

Allí crearon una fórmula de ir a la violencia, la diversión y no tomarse en serio a sí mismos que empezó a ganar adeptos y convirtió a Deadpool en la gallina de los huevos de oro de Marvel. A ratos sobreexplotada, como siempre ha sido con algunos de los personajes más populares del mundo del cómic que te aparecen sin mayor justificación que la de llamar la atención al fan de Spiderman/Lobezno o quien sea.

Con esta popularidad creciente de Deadpool la oportunidad para verle de nuevo en pantalla surgía de nuevo. Pero no sería nada fácil: FOX no quería dar más pasos en falso ya que su historial con los X-Men había sido de "una de cal y otra de arena" constante y el carácter marginal del personaje dentro de la franquicia no daba garantías de nada.

Deadpool

Probablemente, de no haber sido por Simon Kinberg y otros productores aliados que se rompieron los cuernos vendiéndoles una película por la que pocos apostaban, probablemente 'Deadpool' no hubiera salida a la luz... y menos tal como lo hizo (¿una comedia superheroica de clasificación "R"?). De hecho, ante los continuos recortes, parte del presupuesto vino del bolsillo del propio Reynolds, empeñado en hacer su película.

Reynolds se metió de lleno en el papel de Deadpool. Al más puro método de interpretación, se implicó y se hizo uno con su personaje, aportando sus propias ideas y un humor que encaja a la perfección con él. Como fan de Masacre uno no podía estar seguro de dónde estaba la línea entre actor y personaje.

La popularidad de los cómics subía y las colecciones de Deadpool se situaban en buenos puestos en las listas de cómics más vendidos mes a mes. Durante 2015, año en el que se rodó la primera película, los números 1 de 'Deadpool vs Thanos' y 'Deadpool' fueron los cuarto y tercer cómics más vendidos en su mes de lanzamiento.

Había hambre de Deadpool, pero de nada servía que los cómics vendiesen mucho si la propuesta de Ryan Reynolds no era lo suficientemente atractiva como para llamar al público mayoritario.
La película ya estaba preparada y era puro Masacre. Faltaba llamar a la gente.

Si no te anuncian, hazlo tú mismo

De nuevo portazo de FOX: no querían gastar nada en promocionar 'Deadpool'. La respuesta de Ryan Reynolds fue la de implicarse él mismo en la promoción de la película. Se quedó para él un traje de la película y empezó a hacer campañas virales: que si posar encima de una piel de oso a lo Burt Reynolds, si aparecer cargándose a Mario López, carteles inusuales, mensajes de felicitación un tanto extraños...

#Deadpool always delivers. Even on Mother’s Day.

Una publicación compartida de @ deadpoolmovie el

Una incansable campaña hecha a todos los niveles, incluyendo food-trucks de chimichanga durante la Superbowl. Esto se une a un par de eventos para fans en donde los asistentes se encontraron con la sorpresa de que serían los primeros en ver 'Deadpool' junto a sus protagonistas.

El resultado solo podría calificarse de éxito total: 783 millones de dólares de recaudación a nivel global frente a un presupuesto de 58 millones. La gente tenía ganas de ver una película que era pura delicia: gamberra, divertida y hecha a medida de Ryan Reynolds.

La bomba fue tal que pronto se anunció 'Deadpool 2'. Y la jugada se repetía: ahora no había tantas pegas por parte de FOX ni para producir ni para la publicidad, pero Reynolds no relajó el ritmo con una de las mejores campañas de la historia.

Tras el primer fin de semana, la secuela ya ha destronado a 'Vengadores: Infinity War', que llevaba todo el mes de mayo en lo más alto, firmando unos más que dignos 301 millones de dólares de recaudación mundial, unos 36 millones más que lo que hizo la primera durante el fin de semana de estreno. En 2016 nació una estrella llamada Deadpool, en 2018 esa estrella confirma su estatus.

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio